Entrada destacada

La vecina de enfrente

Antes de ayer la vecina de enfrente me pregunto cuántos años tenía y eran 12. Hoy, son casi 30. La vida ha pasado así, en cuatro borrac...

22 de octubre de 2018

Eso a lo que llaman "amor"

Dicen que el tiempo hace que todo cambie. En España se dejó de trabajar más de 15 horas al día gracias a unos revolucionarios allá por el año 1919. Parece lejano, pero lo vivieron nuestros bisabuelos. Tuvieron que pasar 12 años más, es decir en 1931, para que una mujer pudiera ejercer su derecho al voto. Esto, lo vivieron nuestras abuelas. Y hasta el año 1995, anteayer, dos personas del mismo sexo no podían contraer matrimonio, esto, lo hemos vivido todos nosotros.
La mayoría de las cosas, aunque a veces lentamente, evolucionan. También el amor.

25 de agosto de 2018

Creo que vivimos por impulsos, por cosas que sentimos y que a veces llevamos a cabo y otras no. Desgraciada o afortunadamente, la gran mayoría de las intuiciones que he tenido en la vida han acabado haciéndose realidad. Y eso, que muchas, muchas, veces las he querido ignorar. Así que esta vez, como siempre, tengo dos opciones: creerme o no. Si no lo hago, al final acabará manifestándose por sí sola. Aun sabiéndolo, todavía no sé si llegaré a actuar antes de que suceda. 

1 de febrero de 2018

Otra más

Creo que con un par de cervezas la vida se ve de otra manera,
eres más tú,
sin vergüenza,
soy más yo,
sinvergüenza.
¿Nos tomamos unas cañas?

31 de diciembre de 2017

Uno más

Se va un año más y seguimos en pie, enhorabuena a los que podemos seguir andando.

Le pido a la vida que me siga enseñando, que me siga cayendo y que me siga levantando. Que todavía no se vayan de mi lado las personas que forman mi columna vertebral, aún queda mucho para que sepa mantenerme recta. Que no azote el viento con fuerza, pero que mande todas las ráfagas de aire que quiera. Y que me hagan tambalear, nunca esta de más que te obliguen pararte a pensar.

Que siga teniendo propósitos, y que no los cumpla todos. De esas debilidades surgirán nueva metas que me harán trabajar más. Hay sueños que son difíciles de alcanzar, son por los que realmente tenemos que luchar.

Que me deje potenciar las bondades, que funda a negro toda la negatividad. Que cada día encontremos motivos por los que sonreír, que no nos de vergüenza romper a llorar.

Que me guste ser yo, y tu, tal cual eres, pero que seamos capaces de aceptar. La verdad es relativa y un buen argumento quizá la pueda cambiar. Que me divierta, que enloquezca, que me aburra, que dude, que no me quiera callar. Que sienta que estoy viva y me de miedo pensar en el día que me tenga que marchar.

Que envezca más por fuera que por dentro, todavía tengo miedo a ser mayor. Que me deje seguir siendo una niña con zapatos de tacón.

7 de agosto de 2017

Me quedo con...

Los atardeceres eternos de Ibiza.
Las fotos del mar en línea recta. Respetando la regla de los tercios.
La música alta en el tren. Y en el coche. Y sobre todo en vivo. 
Las risas infinitas. Sobre Kaikus y mochilas y ruidos innombrables . 
Los lloros cortos de mis lagrimales. 
Las partidas de cartas familiares. Con rabinos y cacahuetes.
Mi rincón en mi cala favorita. Las dos sabemos cuál es, la cala y yo.
Las largas esperas ridículas. Nunca esperes por nadie. Ni a nadie.
Las decisiones premeditadas. Nunca lo suficiente.
Las conversaciones telefónicas de más de una hora.
Las horas largas que se hicieron cortas.
La melancolía que produce el mar cuando estas triste. 
La energía que te aporta el mar cuando estas triste. 
El filtro "profundo" de mi Samsung. Que neutraliza todos los colores. 
El número 8 y el color azul.
Mi compañera de aventuras Lisbeth Salander. Te voy a echar de menos.
Donde el corazón te lleve. Que se llevó parte del mio.
Amor se escribe sin H. Aunque ya lo sabía.
La vuelta a Zaragoza de una gran amiga. Cada día tengo más claro que Carolina se enamora lo escribieron por ti.
Los abrazos sinceros de gente todavía más. Gracias a ellos.
La falta de inspiración que se me hace eterna. Aunque para mi corazón es bueno.
El amor incondicional de mis padres. Que lo doy demasiado por hecho.
El aprender a querer y no poder. Y poder querer aprendiendo.
La luna de Cádiz. Que no el sol.

Con la vida. Y por aprender a vivirla.